CONSEJOS

spotCuidado con la lengua.

Nuestro lenguaje cotidiano está plagado de expresiones que hacen referencia a los animales en ocasiones de modo inexacto y en otras simplemente insultante y agresivo.

cat y perro

Que “siempre se hayan utilizado” no es una excusa válida, como tampoco lo es para emplear frases racistas o sexistas.

Desterremos el idiotismo.  Seguidamente, unos ejemplos:

"Sudar como un cerdo" . Los cerdos, como los perros, no sudan.

"Llevarse como el perro y el gato". El perro y el gato tumbados a mi lado, apoyado el uno en el otro mientras tecleo estas líneas me preguntan sobre el significado de esta frase (No, no se conocieron de cachorros, se conocieron de adultos y ninguno tenía experiencias previas con la otra especie).

"Más vale pájaro en mano que ciento volando". Pero qué somos, trogloditas?

"Trabajar como un burro". Sólo una palabra: tractores.

 

spot“Malas” hierbas, buena solución.

No existen las “malas” hierbas.  Todas las hierbas son buenas: todas producen oxígeno; por tanto, todas nos ayudan a sobrevivir. 

Entonces... ¿Qué es una “mala” hierba? Una planta que nosotros no queremos que crezca en un determinado lugar.  Es criterio para denominar una hierba como “mala” es completamente subjetivo.  Una planta que a alguien puede parecer indeseable, quizá es considerada por su vecino como una plantita encantadora.

Si, pese al razonamiento anterior, aún considera que en su jardín hay plantas no deseadas y siente la tentación de utilizar un herbicida, debe saber que tóxicos. 

Además de mordisquear las plantas, los perros se lamen las patas empapadas del producto venenoso, suponiendo un gravísimo riesgo para su salud, incluso su vida.

 

 

spotEnseñe a su perro a volar.

Vivir con un perro no significa tener que renunciar a los viajes en avión o en tren. por istolethetvCompre el transportín adecuado con mucha anticipación y lleve en él a su perro a realizar actividades que le gusten: ir al parque, un paseo por el campo... incrementando progresivamente el tiempo que pase encerrado. Utilice algunas chucherías para que entre en el transportín y, una vez dentro, felicítele constantemente.

 

spotCuando fotografíe a su estrella, preste atención al decorado.

Para conseguir estupendas fotografías de su perro no necesita que éste se siente y mire a la cámara. Al contrario, déjele que se mueva libremente. Lo que tenemos que tener en cuenta es el entorno. De nada servirá que su perro haya puesto esa expresión que todo el mundo adora si en el fondo de la fotografía tenemos los trastos que los niños han dejado en el suelo tras jugar, una botella vacía sobre la mesa o una calle con papeles en el suelo.


marletVer nuestro artículo sobre foto trucos


spotAtención a la oposición.

Para entender el reflejo de oposición haga esta simple prueba: llame a su perro, cuando esté a su lado ponga las dos manos sobre sus hombros y presione suavemente tratando de tumbarle. La mayoría de los perros bloquearán sus patas y resistirán la presión que usted ejerza. Cuando su perro tira de la correa y usted responde con un tirón, está provocando su reflejo de oposición, por lo que el perro tirará aún más. Es aplicable tanto a la presión física como a la sicológica. Por este motivo es fundamental no obligar a un perro a hacer algo ya que seguramente realizará lo contrario, sino conseguir que desee hacerlo.


spotDarle calabazas al mareo.

Algunos perros sufren de mareo en el momento en el que el coche se pone en marcha. El perro sufre, nosotros también y el olor que queda en el ambiente nos recordará el incidente durante varios días. Para asentar su estómago antes del viaje es útil mezclar con su comida unas cucharadas de calabaza simplemente hervida con agua y hecha puré. También podemos darle jengibre hervido del mismo modo. Funciona igual de bien en humanos.

por mark zukerberg


spotMantenga su perro caliente.

Ante la llegada del frío es conveniente seguir unos cuantos sencillos consejos para que nuestro perro no sufra con el mal tiempo y se mantenga sano y feliz:

*En los días del más crudo invierno limitaremos el tiempo del paseo. Salvo los perros nórdicos, el resto no sentirá deseos de caminar en medio de una ventisca de nieve o viento o bajo un aguacero. Los perros de pelo corto y los de mayor edad agradecerán un abrigo.

*Al regresar del paseo es conveniente aclarar las patas y la parte inferior del perro para limpiarlas de la sal de las calles, es irritante y corremos el riesgo de que la ingiera en grandes cantidades al limpiarse él mismo, lo que podría ocasionar consecuencias muy graves, incluso la muerte.

Podemos utilizar una toalla húmeda. Si vive en un lugar en el que llueva o nieve a menudo pueden ser prácticas las botas de agua. El tiempo empleado en acostumbrarle a usarlas -con paciencia y chucherías- lo recuperará ahorrándoselo en la limpieza y secado de pies.

*Siempre secaremos al perro bien con una toalla o con un secador de pelo con cuidado de no acercarlo demasiado a la piel y quemarle, y evitando el aire dentro de los oídos.

*Aumentaremos ligeramente la cantidad de comida que le damos para que pueda combatir el frío durante los paseos.

*Atención al lugar donde duerme, evitaremos los lugares con corrientes de aire y le colocaremos una cama de su medida con una manta calentita. Jamás -bajo ningún concepto- le obligaremos a dormir a la intemperie.



spotMaestro de meditación sobre cuatro patas.

Los perro son meditadores naturales. También son un excelente compañero de meditación y pueden llevarle a un estado meditativo -nivel Alpha- rápida y fácilmente.

Cuando su perro esté descansando cierre los ojos y coloque una mano suavemente sobre su pecho. Sienta como respira rítmicamente. Lenta y gradualmente ajuste su propia respiración a este ritmo. No necesita sentarse durante horas en la posición del loto para sentirse en paz. Simplemente, busque un lugar cómodo tanto para usted como para el perro, relájese y respire. Practique a menudo y pronto experimentará una nueva conexión con su perro.


spotUn perro no es un regalo.

Todos los perros son un regalo del cielo para sus compañeros humanos, pero no son un regalo porque no son un objeto. No regale perros -ni ningún otro animal- a nadie. La decisión de convivir con un perro y cumplir las obligaciones que conlleva es una decisión que afectará como mínimo a los próximos 14 años de la vida de una persona; por tanto, solamente quien va a convivir con el perro puede tomar semejante decisión.

Tampoco les regale perros a los niños, ni siquiera a sus hijos. La realidad es que, por mucho que lo prometan, ellos no se van a ocupar del perro después de la primera semana de novedad. No le van a alimentar, ni a pasear, bañar, llevar al veterinario... Es usted, el adulto, quien deberá realizar estas tareas diariamente, mes tras mes, año tras año. Usted es quien debe decidir si quiere vivir con un perro. A los niños les puede regalar un perro mecánico, o digital.

 


spotNo le ponga nombre.

Jamás ponga el nombre de su perro en la chapa identificativa, solamente deben grabarse los números de teléfono de contacto. Si alguien quiere robar su perro el conocer el nombre del animal le facilitará enormemente la labor. Los ladrones suelen conversar con el dueño del can para determinar su valor. Si alguien le pregunta sobre su compañero canino dele datos que le devalúen ante un posible robo: no es de pura raza, tiene muchos años, está esterilizado, se asusta fácilmente...

Sobre todo, no lo deje jamás solo, aunque sea un momento para entrar en la tienda o el bar. Puede ser ese momento el que esté esperando el ladrón para llevárselo.

por meanthedogs


spotOjitos felices.

Todos nos despertamos con legañas, perros y humanos. Una cantidad normal de legañas es el resultado natural de la secreción del ojo que no se elimina con el parpadeo mientras dormimos. Una cantidad excesiva de legañas podría ser síntoma de un ojo seco u otras infecciones oculares más serias como la conjuntivitis o la queratitis. Para limpiar las legañas de un modo sencillo podemos utilizar agua destilada. NO use la que venden en los supermercados para utilizar en planchas o vehículos, lleva conservantes, generalmente sin identificar. Utilice agua destilada que compraremos en farmacia aplicada con una gasa o discos desmaquillantes para ojos, no utilizaremos algodón porque puede soltar pelusas.

Antes de poner cualquier producto en los ojos de nuestro perro es conveniente que lo probemos nosotros. Aunque parezca increíble, algunos de los productos que venden para quitar las manchas de lágrimas en los perros, escuecen terriblemente. No es de extrañar que se resistan a su aplicación.


spotPero... ¿dónde te has metido?

Uno de los misterios insondables de la vida es saber de dónde ha sacado nuestro perro esas manchas pegajosas en su pelo. ¿Se habrá rozado contra un coche, un cubo de basura...? El origen no es tan importante como el resultado: tenemos que limpiarlo. Si le metemos directamente al baño no siempre conseguiremos quitar todos los restos, es mejor “pretratar” la mancha.

Necesitaremos 250 gramos de harina de maíz y 250 gramos de harina de trigo (adaptaremos la cantidad en función del tamaño del perro y de la mancha). El procedimiento es como sigue: Mezclamos las dos harinas. Introducimos al portador de la grasa en la bañera vacía y seca. Aplicamos la mezcla de harinas a la mancha, con cuidado de que no penetre en ojos, nariz y orejas. Frotamos. Más harina y seguimos frotando hasta que podamos pasar un cepillo y desaparezca la harina dejando el pelo suave (si cepillamos y queda el pelo pegajoso o con grumos, ya sabemos: más harina y a frotar). Cuando estemos convencidos de que ha desaparecido la grasa, daremos un baño como de costumbre.


spotLos Pitbull no existen.

“Pitbull” no es una raza, es un término genérico que describe a perros con rasgos y características similares, abarcando a los American Pit Bull Terriers, Staffordshire Bull Terriers, American Staffordshire Terriers y mezclas de estas razas, en palabras de los americanos.

Para los británicos se trata de American Staffordshire Terriers, Irish Staffordshire Terriers, Irish Blue o Red Nose y mezclas de estas razas. Esto es lo que opinan algunas sociedades caninas.por audreyjm529Otras reconocen a los pitbull como una raza independiente de las razas caninas de las que proviene. Es decir, que según a quien preguntemos, los pitbull existen o no.

Independientemente de la definición, los pitbull sufren de la mala fama provocada por los medios de comunicación, las películas y, sobre todo, esos monstruos degenerados que son los organizadores -y espectadores- de peleas de perros. Quienes tienen el placer de convivir con pitbulls son testigos de que sus compañeros son leales, divertidos, y crean un vínculo eterno con sus humanos.


spot¿A que no pueden comer sólo una?

Las patatas fritas -las que compramos en bolsitas- es uno de esos alimentos humanos a los que los perros se aficionan al primer mordisco. Ofrézcale una a un can que nunca las haya probado, y tras un primer instante de duda, podrá devorar un paquete entero. Pero no son saludables, claro, además de un exceso de grasa y sal, muchas de ellas contienen distintos aditivos como conservantes y colorantes. Podemos cocinar fácilmente en casa una versión canina sana y deliciosa.

Necesitaremos:

. Dos pechugas medianas de pollo o pavo (reservar el agua de cocción).
. Un diente de ajo.
. Una taza de harina de trigo (mejor si es integral).
. Media taza de harina de maíz (podemos usar Maizena).


Preparación:

. Triturar las pechugas y el ajo con unas cucharadas del agua de cocción hasta obtener un puré no demasiado líquido. Descartaremos del agua de cocción la grasa que se forma en la superficie.
. Añadir las dos harinas al puré y mezclar hasta conseguir una pasta que no se pegue a los dedos.
. Envolver en plástico para alimentos y enfriar bien en la nevera.
. Sobre una superficie enharinada, estirar la masa hasta que quede una capa fina. Cortar en tiritas. También podemos cortarla con una taza pequeña para conseguir “patatas” redondas, o con un molde de pastelería para conseguir la forma que queramos.
. Calentar el horno a unos 180º C.
. Colocar las “patatas” en una bandeja de horno aceitada o, mejor, sobre papel de hornear.
. Dependiendo del grosor, estarán listas en unos 30-40 minutos.
. Al sacarlas del horno pueden estar un poco blandas, cuando se enfríen se endurecerán.
. Servir y disfrutar de las felicitaciones al chef.


spotAbrazos no, gracias.

Desde pequeños reconocemos un abrazo como una expresión de amor, consuelo, cuidado y protección. De forma natural utilizamos este gesto hacia los perro para comunicarles los mismos sentimientos, pero lo cierto es que a los perros no les gusta que les abracen.

Cualquier lector nos dirá que abraza a su perro y que a este le encanta. Es cierto, pero sólo porque el perro con el que convive ha aprendido a aceptarlo como algo positivo que proviene de su humano. En el mundo canino se utiliza para demostrar dominio y durante el apareamiento.

La mayoría de los perros aprenderán a aceptar este gesto de sus humanos, de la gente a la que ama, pero de nadie más. Evite que otras personas abracen a su perro y, sobre todo, no permita que ningún niño lo haga. Si un perro se siente atrapado por un abrazo puede utilizar sus dientes y sus uñas para liberarse.


spotAtención a las palabras.

Según el Diccionario de la Lengua Española - Vigésima segunda edición:

Amo - Dueño o poseedor de algo.
Dueño - Hombre que tiene dominio o señorío sobre alguien o algo.

Son definiciones que nos remiten directamente a la esclavitud, o a considerar un perro como un objeto. Pero no lo es. Es un ser vivo con sentimientos, como nosotros.

En inglés ya se considera políticamente incorrecto utilizar la palabra “owner” para nombrar a la persona que vive con un perro.
Es hora de que los hablantes de español adoptemos un término que refleje más acertadamente la relación entre las dos especies.

Se están empezando a utilizar “responsable” y “cuidador” como en:

“En la clínica entró un perro y su responsable”, “En la clase había 20 perros y sus cuidadores”.

Volvamos al diccionario:

Responsable - Dicho de una persona que pone cuidado y atención en lo que hace o decide.
Cuidador - Muy solícito y cuidadoso.

Nos gustan.



spotMi perro es un santo.

Esta frase, utilizada por muchos de nosotros para expresar las bondades del perro con el que vivimos, resulta ser literal en algunos casos, bueno, en uno -que nosotros sepamos-: San Guinefort, el galgo santo.

Un fraile dominicano, Etienne de Bourbon, fue enviado como inquisidor a Sandrans, una pequeña villa al norte de Lyon. Publicó su descubrimiento en por kent roberts.jpg1240 en un escrito llamado De Supersticione.
Uno de los capítulos se titula De Adoratione Guinefortis Canis, o “La Adoración del Perro Guinefort”. Cuenta la historia del bravo y leal galgo Guinefort quien salva la vida del bebé de su humano de una serpiente. Guinefort, defendiendo al nene, arrastra a la serpiente por la habitación y esta le muerde. Hay sangre por toda la habitación y la cabeza de Guinefort. La madre y la niñera entran en la habitación descubriendo la sangrienta escena. Gritan y llega el caballero blandiendo su espada quien, viendo la sangre sobre Guinefort, asume -sin más- que el perro ha atacado al bebé y le corta la cabeza en el acto.

Encuentran al bebé durmiendo tranquilamente y descubren el cuerpo de la serpiente hecho pedazos. Se dan cuenta del error que han cometido, y, arrepentidos, le entierran cubriendo su tumba con grandes piedras y plantando árboles a su alrededor, creando una arboleda sagrada.

Cuenta Etienne de Bourbon: “Los campesinos locales, enterados de la heroicidad del perro y su injusto asesinato pese a su inocencia y a haber realizado una hazaña merecedora de alabanza, visitaron el lugar, rindieron al perro honores de mártir y le rezaron cuando los niños estaban enfermos o necesitaban ayuda”.

El culto al galgo santo continuó durante 700 años, hasta 1940 cuando la iglesia descubrió que el venerado San Guinefort era un perro (estarían actualizando curriculums) y lo prohibió.


blog comments powered by Disqus

 

nuestro espacio en facebook Comentar sobre nuestra web:

marletVOLVER A ARTÍCULOS